Lunes 27 de febrero de 2017
Home / Soluciones / Facturación y Pagos / Factura electrónica: cómo llegar a tiempo y no ser penalizado
itsitio_factura-electronica_660

Factura electrónica: cómo llegar a tiempo y no ser penalizado

Los talonarios de papel quedan en el olvido a partir del 1 de noviembre, cuando se sume a la obligatoriedad de emitir factura electrónica a los contribuyentes cuyos ingresos netos de facturación durante todo 2015 fueron inferiores a $500.000.

Estos contribuyentes son los últimos en ser alcanzados por la medida, que venía cumpliéndose según un cronograma de vencimientos, junto con otros designados por la AFIP y que se dedican a actividades puntuales: operadores del sector lácteo; acopiadores e intermediarios del sector tabacalero; empresas de medicina prepaga; colegios privados; locadores de inmuebles rurales; galerías de arte y dueños e intermediarios que alquilen inmuebles con fines turísticos, tendrán que emitir factura electrónica más allá de su condición frente al IVA.

Para emitir la factura electrónica es posible hacerlo directamente a través de la web de la AFIP o adquirir un software de facturación. La primera opción, la de los “comprobantes en línea”, que no es tan simple como parece, puede ser útil para los pequeños contribuyentes, pero sin duda es la segunda la más indicada para quienes tengan una mayor facturación.

Desde Facturante -un servicio de facturación electrónica multiplataforma que opera totalmente en la nube y está dirigido a todas las personas, empresas y organizaciones que emiten facturas por ventas en Argentina-, sugieren elegir el software apropiado a las necesidades internas de la empresa o adaptar el existente para aprovechar las ventajas que puede traer la facturación electrónica, por ejemplo:

  • Permite ahorrar: en el espacio de guardado, en la impresión de papel, en la distribución de facturas y en las “horas-hombre”, por la automatización de los procesos.
  • Facilita y agiliza: el proceso administrativo, la localización de la información, los procesos de auditoría y tesorería.
  • Brinda mayor confianza y seguridad: en el resguardo de los documentos, en las transacciones comerciales electrónicas, disminuye la probabilidad de falsificación y permite brindar una imagen de empresa con conciencia ecológica.

Es importante señalar, para llegar a tiempo a la facturación electrónica y no ser penalizado, que una vez implementada la factura electrónica el 1 de noviembre regirá también la obligatoriedad de informar mensualmente a la AFIP de todas las operaciones de compras y de ventas, de manera detallada una por una, usando para ese fin el programa “CITI”, a riesgo de ser sancionados con multas y hasta clausura ante una inspección de la AFIP que hallara irregularidades al respecto.

Los contribuyentes que por dificultades estructurales o regionales, no cuenten con acceso a Internet y no puedan por este motivo cumplir con la factura electrónica, podrán comunicar esa situación ante la AFIP –en carácter de declaración jurada-, hasta el 31 de octubre próximo. Y los comercios que utilizan controladores fiscales y los casos de venta de bienes muebles o prestaciones de servicios que implican entrega o prestación en el domicilio del cliente, quedan excluidos de la nueva modalidad de facturación.

MÁS INFORMACIÓN
Características y beneficios de Facturante

También puedes ver

alerta-emprendedores-itsitio-empresas

Las señales de alarma para un emprendedor

Nadie dijo que sería “coser y cantar”. Ser emprendedor es una tarea que exige una …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *